jueves, 15 de marzo de 2012

Emociones positivas en la salud XEKEWAY SALUD

Además de un estilo sano de vida, las emociones del ser humano también tienen un significativo  impacto en el bienestar del individuo.
De hecho, las emociones positivas son fundamentales para el mantenimiento de la salud física de todas las personas y,  según varios estudios realizados, los pensamientos negativos o la depresión pueden afectar de froma perjudicial a la salud.





Las emociones positivas disminuyen el estrés y se cree que éstas pueden evocar respuestas de conductas saludables en las personas, tales como  no fumar o beber o hacerles más propensas a realizar  ejercicio y llevar una dieta sana. También pueden dar lugar a respuestas fisiológicas beneficiosas, como la mejora de la calidad del sueño, poseer niveles más altos de antioxidantes o  de colesterol bueno.
En un importante estudio canadiense de 2004, los investigadores examinaron nueve de los principales factores de riesgo para enfermedades del corazón, como el tabaquismo, la obesidad y la falta de ejercicio.
Se detectó que la angustia por el trabajo o la familia se asoció con un riesgo importante de ataque cardíaco, que las personas con depresión clínica tenían un riesgo de un 2,7% mayor de padecer una enfermedad cardiaca y las personas menos optimistas tuvieron una progresión más rápida de la arteriosclerosis.
Un estudio realizado en 2007 sugiere que los individuos con la vitalidad emocional tenían un riesgo 20% menor de enfermedades cardíacas en comparación con aquellos que carecen de ella. Las emociones positivas están proporcionando una especie de biología de restauración en el cuerpo.

Hay que destacar la importancia de ser capaz de autorregular las emociones para poder afrontar los retos y recuperarse de ellos, pensar en positivo y superar los malos momentos; así como ayudar a los niños a desarrollar este tipo de resistencia, ya que es clave para asegurarse de que se consigue  el camino correcto hacia una vida sana desde la niñez.  
Fuente Imágenes ThinkStock.  
Escrito por : Cosas de Salud

No hay comentarios: