miércoles, 23 de octubre de 2013

COMO MANTENER TUS UÑAS FUERTES Y BONITAS.


MANOS
Con todas las actividades que se hacen durante el día, como fregar los platos, limpiar las ventanas, y una infinidad mas, las uñas de nuestras manos sufren diversas agresiones.
Un par de veces a la semana es recomendable controlar el estado de nuestras uñas para prevenir roturas o daños, fijándonos en el color, la textura, y la aparición de lineas o marcas blancas.
Es importante para tener unas uñas saludables y bonitas seguir unas sugerencias como las que vamos a enumerar a continuación:
  • Aplica un esmalte de uñas de secado rapido solo cuando el tiempo sea primordial.
  • Bebe mucha agua. Mantener el cuerpo hidratado mantiene sus uñas sanas.
  • Hazte la manicura diariamente para prevenir grietas y astillas
Consejos para el esmalte:
  • Finalizar con una pintura clara para añadir brillo.
  • Comienza con una capa base para fortalecer y proteger las grietas.
  • Guarda el esmalte de uñas en la nevera para mantener la textura suave.
Para evitar uñas quebradizas:
  • Evita maltratar las uñas cogiendo instrumentos o realizando acciones que produzcan roce, como arañazo, excavar, pellizcar, etc...
  • Tenga presente el calcio en su dieta.
  • Evitar el uso de productos que contengan alcohol ya que pueden agrietar las uñas.
  • Usa guantes de goma (látex) cuando realices tareas que impliquen sumergir las manos en agua durante un tiempo considerable junto con detergentes o productos químicos.

ÁCIDO GLICÓLICO, EL ÚLTIMO ALIADO PARA CUIDAR LA PIEL.


El ácido glicólico podría convertirse en el remedio ideal para lograr una piel sana y cuidada. Esta sustancia natural, que funciona como exfoliante y humectante y se absorbe rápidamente, ayuda además a eliminar las capas de células muertas acumuladas en la superficie.

El proceso de regeneración de la epidermis nos asegura una piel sana.

Asimismo, está presente de forma natural en frutas como la manzana, la uva, la naranja o la caña de azúcar, empleándose cada vez más en productos de cosmética que actúan como peeling y que suavizan la piel.
[Relacionado: ¿Sabías que el móvil estropea tu piel?]
En dermatología es eficaz para paliar el efecto de las arrugas, las cicatrices, los granitos o las manchas de la piel, entre otros. Sin embargo, cuando se produce un daño en la piel de cualquier tipo no se recomienda echar mano del ácido glicólico al ser irritante por naturaleza propia.
Y es que hay que saber cómo cuidar la epidermis, que pese a renovarse cada cierto tiempo y volver a su estado original, con el paso de los años va perdiéndose esta capacidad de regeneración.
Por ejemplo, las células de una persona joven tardan una media de 28 días en renovarse, por los 35 días en un adulto.
[También te puede interesar: Alimentos para una piel bonita]
Mientras tanto, la dermis está bloqueada por células muertas que impiden su recuperación y gracias a su efecto exfoliante, el ácido glicólico ayuda a acelerar el proceso de regeneración de esta última.
A su vez, contribuye a disfrutar de una mayor hidratación del cutis y a tener una piel más sana y suave. Del mismo modo, los cosméticos y cremas utilizados después del tratamiento con ácido glicólico serán más efectivos al penetrar de manera más rápida en el interior.
[Quizás quieras leer: La gurú del acné en Internet]
No obstante, tal y como explica Antonio Campo, especialista en Dermatología de la clínica Campo-Optimage, “al ser un ácido químico es importante no usarlo indebidamente y consultar siempre a un especialista para que recomiende la cantidad diaria aconsejable según nuestro tipo de piel y nuestro problema". Y es que en caso contrario, el ácido puede producir quemaduras o picores.
Por último, el kit de Jan Marini Skin Research, especializado en tratamientos para la mejora de la calidad de la piel, también incluye el ácido glicólico en la composición de sus productos derejuvenecimiento, pigmentación, acné, rosácea y otras afecciones eritematosas de la dermis.